Seguidores

viernes, 14 de septiembre de 2012

Capítulo 8

-Mira que eres patosa, Chris -decía mi hermano al otro lado del teléfono sin poder evitar la risa.
-JA-JA, eres muy gracioso, cómo se nota que no te ha pasado a ti -dije intentando sonar indignada, aunque no le faltaba razón.
Ya era por la tarde y no había nadie en el salón, todos estarían durmiendo después de haber estado fuera andando sin parar. Lo prefería así, estaría más tranquila y tendría más intimidad.
-Bueno, dime, ¿qué tal las cosas por casa? -le pregunté.
-Ya sabes, como siempre, aunque el ambiente está bastante relajado -me dijo Tom- yo creo que se debe a tu ausencia, ¿eh? ja, ja, ja.
-Ya te gustaría, sabes que no puedes vivir sin mí.
-Es verdad... Moriría de hambre.
-Ja, ja, ja, ja ¿lo ves? soy necesaria en tu vida.
-¿Cuándo vuelves a casa, pitufa?
-Mañana por la mañana, iba a ser por la tarde, pero al final lo han adelantado.
-Vale, pues ya nos veremos, te quiero, fea.
-Gracias por los halagos, yo también te quiero.
Y colgó. Había pasado media desde que decidí llamar a mi casa, hablé con mi madre, mi padre y finalmente con mi hermano, él tan simpático como siempre. Aunque en realidad, los he echado de menos, me ha resultado raro no oírlos discutir por cualquier tontería... Pero en fin, mañana se acabaría esta "pequeña aventura", y tampoco es que haya pasado nada que merezca la pena así que...
Me recosté en el sofá, era bastante cómodo, la verdad y miré por la ventana. Era una vista bastante bonita, se veían montañas al fondo y pequeñas colinas más cerca, todo muy verde y con muchos árboles. Era un buen sitio si uno quería relajarse, podías tumbarte en la hierba, cerrar los ojos, dejar que el viento te dé en la cara y relajarte. Me levanté y abrí la ventana. El viento me movió el pelo hacia atrás y sentí un pequeño escalofrío. Se estaba bien, era relajante. Seguramente en otro momento podría ir, tumbarme en la hierba con el bloc de dibujo y dejar que mi mente hiciese lo que quisiera. Pero ese no era el momento.
-¿Tú no tenías la pierna mal? -reconocería la voz de Anna en cualquier sitio-. ¿Qué haces levantada?
-Eh, nada, mirar por la ventana -respondí-. ¿Y tú? Creía que dormías.
-Y lo hacía, pero me he despertado de golpe y ya no he vuelto a pegar ojo, y como no estabas he ido a buscarte.
-Ah, pues ya me has encontrado, puedes volver a la cama -le dije con tono un poco brusco.
-Ya... A ti te pasa algo.
-No me pasa nada, ¿por qué me iba a pasar algo? -le pregunté nerviosa.
-Por el tono que has usado y porque cuando te pasa algo siempre te muerdes el labio -dijo señalándome el labio.
Tenía razón. Me estaba mordiendo el labio inferior y ni si quiera me había dado cuenta. Con los nervios del momento, noté el sabor a sangre en mi boca. Había mordido demasiado fuerte. Mientras aquel sabor a metal desaparecía, decidí contarle a Anna lo que me pasaba, total, era mi mejor amiga desde siempre, le podía contar cualquier cosa.
Se lo conté todo, detalle por detalle, desde la noche anterior hasta la mañana de hoy. Me miraba atenta, sin hablar hasta que hube terminado.
-Ala, ¿en serio? Pues yo creo que le gustas -me contestó.
-Ya, pues yo creo que no -dije notando la angustia dentro de mí.
-Que sí, hazme caso, no soy tonta, veo cómo te mira -me contesta con una sonrisa-. Si eso no es que le gustas dime tú lo que es.
-¿Aprecio de amigo? -contesté después de un momento, esperé que no sonara tan estúpido como en mi cabeza.
-Bah, no digas tonterías, tú le gustas, él te gusta, ¿qué problema hay? -preguntó Anna, como si fuera la cosa más elemental del mundo.
-Pues que él ha dicho que no quiere nada conmigo, sólo amigos y ya, creo que está bastante claro el problema.
-Chris, ¡es un tío! ¡Ellos no tienen nada claro! Y para que veas que tengo razón, puedes salir con otros chicos y ver cómo reacciona -dijo Anna en tono divertido.
-Anna, no voy a salir con otro tío, no estoy ahora para eso.
-Uy, ¿por qué no? No pierdes nada, y si no, pues mira, eso que te llevas.
-No sé, tendría que pensarlo...
-Ya verás como sí. Mira, yo aprecio mucho a Will, ¿vale? También es mi amigo, pero es lo mejor que puedes hacer, no puedes quedarte tirada en un sofá el resto de tu vida. Sal, conoce a otras personas, pásatelo bien, ya verás cómo me lo agradeces -me dijo con una sonrisa en la cara.
Anna era muy cabezota cuando quería y costaba mucho hacerla cambiar de opinión cuando se le metía algo entre ceja y ceja. Aunque la verdad es que Anna me conoce mejor que nadie, quizá no pasaría nada por salir alguna vez y entretenerme un poco... Pero tendría que pensarlo.
-Suspiro, en ese momento mi cabeza iba a mil por hora- Bueno, vale, te prometo que lo pensaré.
-Lo sabía, tengo un gran poder de convicción -dijo riéndose-, lo sabes.
-Sí, sí, hipnotizada me tienes -Le sonreí.
Sí que iba a pensarlo, Anna tenía razón, no podía quedarme para siempre tumbada en un sofá deprimiéndome, aunque de todos modos era tan reciente... Era todo muy confuso.
-¿Qué hora es? -le pregunté a Anna, había perdido totalmente la noción del tiempo.
-Puff, ya son las cinco y media -dijo mirando su reloj-, a las seis hay que estar en la puerta para lo de la charla esta rara que dijeron.
-Ostras, es verdad, no me acordaba. Pues nada, vamos arriba a que me cambie -dije.
Y las dos fuimos por el pasillo hasta las escaleras que dan a las habitaciones. Anna me intentó ayudar a subir, pero la verdad es que me controlaba yo sola bastante bien. Llegamos a la puerta y entramos con intención de cambiarnos para la excursión de la tarde.

sábado, 8 de septiembre de 2012

De vuelta...

Antes que nada, quiero deciros que no había pensado continuar la historia. Por una serie de motivos había dejado el blog de lado, pero el otro día lo estuve viendo y he pensado en retomar la historia. Le he dado un "look" nuevo y tengo algunas ideas para continuar. Hay algunas cosas de los primeros capítulos que no me terminan de convencer, así que voy a ir intentando arreglarlas a lo largo de los capítulos... Nunca me terminó de llegar a "gustar" realmente, pero como me comentábais los capítulos diciendo que os gusta y pidiendo el siguiente... Me animé, así que voy a intentar seguir. Gracias por seguirme y ver mi blog, un besito :3